Luz, movimiento, quietud...

Tres palabras que pueden servir para definir una fotografía, un instante no perdido.

Luz, la buscamos constantemente, no siempre la encontramos, pero está ahí, en cualquier rincón, solo hay que observar mucho.

Movimiento ¿en una fotografía?, pues sí, tambien lo congelamos, o lo dejamos moverse a través del visor, a su azar... los resultados son espectaculares en muchas ocasiones.

Quietud, quizás todas las fotografias la tengan, pero cuando esa quietud es tan penetrante...










Archivo del blog

Encendiendo en Sant Pol


1 comentario:

Anónimo dijo...

otra vez yo jajaj ! muy bonita! que quieres que te diga me gusta mucho ,me parece muy romantica belen.